Un conductor kamikaze borracho ha sembrado el pánico en la provincia de Cádiz al circular en sentido contrario por la A-373. Las imágenes grabadas desde otro turismo que iba detrás evidencian que la tragedia se rozó en más de una ocasión en la carretera de Ubrique.

La Guardia Civil de Cádiz investiga al conductor, que fue finalmente detenido, por delito continuado contra la seguridad vial, por conducción temeraria y por hacerlo con tasa del alcoholemiasuperior a la permitida.

Todo sucedió el pasado sábado 27 de agosto cuando varios vecinos de comarca que se encontraban circulando por la carretera A-373 sentido Ubrique, fueron testigos de la conducción temeraria de un conductor que circulaba en su mismo sentido. Alarmados por las infracciones y temiendo que provocara un accidente, avisaron al 112.

Gracias a esta llamada se alertó la Guardia Civil de Seguridad Ciudadana así como la Guardia Civil de Tráfico de Villamartín. Los agentes observaron, a la altura del kilómetro 25 de la carretera A-373, un vehículo marca Volkswagen modelo Siroco, desplazándose lateralmente en zigzag e invadiendo el carril contrario de la circulación con una velocidad superior a la permitida de la vía.

Durante el seguimiento del turismo se observa como el infractor rompe su espejo exterior izquierdo al colisionar por raspado con en sentido contrario, el cual perdió el control del vehículo momentáneamente.

Tras la detención del vehículo los agentes proceden a la identificación del conductor, de 28 años de edad y natural de la provincia de Málaga, y ante los síntomas evidentes de embriaguez le realizan el control del alcoholemia.

El resultado de las pruebas realizadas superaban «con creces» las tasas de alcohol establecidas por lo que se formulan las correspondientes denuncias por infracción al Reglamento General de Circulación, siendo investigado como presunto autor de un delito continuado contra la seguridad vial (por conducción temeraria y triplicar la tasa de alcohol)

Por estos motivos, el vehículo queda inmovilizado utilizando apra ello un equipo especial que impide hacer uso del volante.

Reincidente

Los agentes reanudan su servicio y minutos después, a las 09.30 horas, reciben de nuevo una llamada de la central, informando que por la misma vía se encontraba circulando el vehículo reseñado.

Los agentes se dirigen de nuevo al lugar comprobando que el vehículo había quebrantado la inmovilización, tras forzar el dispositivo del volante.

El conductor del Volkswagen modelo Siroco estaba en un carril realizando maniobras para intentar quedar fuera de la vista de los agentes que le realizan nuevamente la prueba de alcoholemia, que da positivo. El infractor quedó a diposición judicial.

#noticias, #noticiasdeseguridad, #seguridadprivada, #seguridadensevilla, #vigilantesdeseguridad, #vigilancia, #vigilanciaprivada, #empresasdeseguridad, #empresasdeseguridadensevilla, #sevilla, #empresasdevigilancia, #alarmas, #alarmasdeseguridad,

www.lendiser.es

www.seguridadensevilla.com

fuente: la voz de Cadiz

Leave a reply