El Ayuntamiento de #Sevilla quiere rebajar la tensión con los bares de la ciudad. La Policía Local ha recibido órdenes para relajar la presión en las inspecciones a los establecimientos hosteleros, cuyos controles se habían intensificado en los primeros días de la fase 1 de la desescalada, provocando la indignación en los pocos negocios que habían abierto al tacharlo incluso de persecución.

La orden, de forma soterrada, no supone reducir las inspecciones, sino tener cierta mano izquierda a la hora de comprobar que cumplen con los requisitos dispuestos en la ficha acordada con la Asociación de Hosteleros y que son los relacionados con las normativas sanitarias por el Covid-19: el 50% de mesas en las terrazas, diez personas máximo por mesa, dispensadores de gel hidroalcohólico, itinerarios marcados para moverse por el interior, exhibición del cartel con los requisitos, distancia de dos metros entre mesas, desinfección de las mismas, venta de alimentos o bebidas para consumir dentro y eliminación de equipamientos de uso compartido.

A la avalancha de multas de los primeros días por parte de la Policía Local en los primeros días se le unió la impresión general de los hosteleros de que no se estaban autorizando las anunciadas ampliaciones de veladores en aquellos sitios donde fuera posible. Los datos actualizados ayer eran de 70 autorizaciones de entre las más de 200 peticiones que, si bien no son muchas -la mayoría se autoconvenció de que no la obtendrían-, ha habido decenas de denegaciones al no cumplir los requisitos o por problemas en la documentación.

Mientras tanto, ayer la patronal reunió en una asamblea extraordinaria de forma telemática a más de 200 empresarios del sector para calmar los ánimos ante el malestar por el exceso de celo de la Policía y las restricciones a la ampliación de veladores. Según informó la asociación, algunos negocios habían decidido cerrar temporalmente como respuesta a lo que consideran una falta de apoyo por parte de la administración local.

El presidente de los hosteleros, Antonio Luque, les pidió «mayor confianza en las gestiones que se están realizando y no abandonar la vía de la negociación, con «el compromiso del alcalde de que se va a revertir esta situación».

Ayer se conoció que la Junta de Andalucía flexibilizará la normativa para los hosteleros, como la de la concesión de nuevos veladores, algo para lo que la administración local no es competente y suponía un trámite burocrático imposible de superar hasta ahora.

#noticias, #noticiasdeseguridad, #seguridadprivada, #seguridadensevilla, #vigilantesdeseguridad, #vigilancia, #vigilanciaprivada, #empresasdeseguridad, #empresasdeseguridadensevilla, #sevilla, #empresasdevigilancia, #alarmas, #alarmasdeseguridad, #vigilantesdeseguridad, #vigilantes, #empresasdevigilantes,#security, #seguridad,

www.lendiser.es

www.seguridadensevilla.com

fuente: abc de sevilla

 

Leave a reply