La intensa búsqueda del alunicero más peligroso de Sevilla,José C. M., alias «Cheíto», que se venía prolongando desde noviembre del año pasado, terminó en la tarde de este domingo cuando agentes de la Policía Nacional de Dos Hermanas lo detuvieron sobre las 18.40 horas, tras una persecución desde la localidad nazarena hasta las Tres Mil Viviendas, según confirmaron a ABC de Sevilla fuentes policiales.

La Policía de Dos Hermanas llevaba varios meses siguiendo la pista del peligroso delincuente, quien mantiene una docena de reclamaciones judiciales abiertas y tres órdenes de ingreso inmediato en prisión. Tras localizarlo y darle el alto a «Cheíto», éste emprendió una huida por las calles de la localidad nazarena, continuando por Montequinto y finalizando en las Tres Mil Viviendas, donde un reventón de la rueda le obligó a detenerse.

Durante la huida, «Cheíto» embistió hasta en tres ocasiones a los agentes que se cruzaban por su camino. El alunicero iba a bordo de un Seat León, vehículo fetiche de los aluniceros por las características del modelo. Junto a «Cheíto» fue detenido otro acompañante que también iba en el mismo vehículo, sin confirmarse aún sin pertenece al clan de los Mikhailovich.

La última detención del «Cheíto» fue hace casi un año, el 18 de septiembre de 2018, cuando agentes de la Policía lo arrestaron en similares circunstancias, tras una peligrosa persecución que acabó en Los Remedios, de la que fue puesto en libertad en noviembre, tres días después de que otro juzgado ordenara su ingreso en prisión para que empezara a cumplir condena.

Desde entonces se encontraba en búsqueda y captura. Según confirman fuentes policiales, los agentes estaban tras la pista del «Cheíto» hasta que este domingo lo localizaron en Dos Hermanas a bordo de un Seat León, vehículo fetiche de los aluniceros por las características del modelo.

Un intenso historial

Con más de cien detenciones a sus espaldas y 48 procedimientos abiertos en los juzgados sevillanos, el pasado 12 de noviembre, el jefe de los aluniceros del clan Mikhailovich era puesto en libertad provisional a la espera de juicio. La Policía Nacional había conseguido vincularle con 21 asaltos a comercios sevillanos cuando lo detuvo el 18 de septiembre y la juez de Instrucción del número 15 lo envió a prisión provisional. Otras cuatro personas cayeron en esa operación, pero quedaron en libertad con cargos. A «Cheíto» le pesó su condición de jefe.

No habían transcurrido ni dos meses del ingreso en prisión, cuando la juez acordó modificar esas medidas cautelares y dejó en libertad a este delincuente reincidente. En este caso no pesó el riesgo de reiteración delictiva para que la titular del juzgado mantuviera en prisión al delincuente.

Fuentes del TSJA confirmaron a ABC que la sentencia que obliga a este atracador a regresar a la cárcel se dictó el 17 de julio de 2017 y se declaró firme el 9 de noviembre de 2018; es decir tres días antes de que el alunicero saliera libre. En caso de que hubiera estado en la cárcel, el joven vinculado a uno de los clanes que se reparten el negocio del narcotráfico en las Tres Mil Viviendas habría empezado a cumplir condena.

Para la Policía, este alunicero es uno de los responsables de la fuerte oleada de asaltos que sacudió el comercio sevillano especialmente en la segunda mitad del año pasado. Unos robos en establecimientos que en algunos municipios han experimentado un importante aumento, a pesar de que el número de delitos ha descendido en términos generales en la provincia.

#noticias, #noticiasdeseguridad, #seguridadprivada, #seguridadensevilla, #vigilantesdeseguridad, #vigilancia, #vigilanciaprivada, #empresasdeseguridad, #empresasdeseguridadensevilla, #sevilla, #empresasdevigilancia, #alarmas, #alarmasdeseguridad, #vigilantesdeseguridad, #vigilantes, #empresasdevigilantes,#security, #seguridad,

www.lendiser.es

www.seguridadensevilla.com

FUENTE: ABC DE SEVILLA

Leave a reply