Más de dos años después la Audiencia de #Sevilla ha vuelto a juzgar la agresión de tres individuos a otro dos que se encontraban en el interior de un coche en las Tres Mil Viviendas. El tercer implicado en aquellos hechos se puso en situación de rebeldía durante dos años y medio, hasta que calló en manos de la Policía Nacional y pudo someterse a la acción de la justicia, que ahora lo ha condenado a dos años de cárcel por sendos delitos de lesiones y uno de daños.

Los otros dos acusados, padre e hijo, fueron juzgados y condenados en diciembre de 2017 por un homicidio en grado de tentativa y también fueron enviados a la cárcel. D.F.F., de 39 años, era el tercer integrante de los agresores pero, tras ponerse en paradero desconocido, sólo ha podido ser juzgado una vez que fue arrestado en noviembre del pasado año.

El juicio se celebró el pasado miércoles y un acuerdo con la Fiscalía le permitió una rebaja sustancial de la condena, pasando de ser acusado por un delito de homicidio en grado de tentativa por dos de lesiones y una pena total de dos años de cárcel.

Los hechos se remontan al 24 de septiembre de 2013. Sobre las diez de la noche, los dos varones agredidos se encontraban en el interior de un vehículo en el barrio de las Tres Mil Viviendas, cuando fueron rodeados por un grupo de personas, entre los que se encontraban los tres acusados. Una semana antes se produjo una discusión entre uno de los acusados, M.H.S., y las dos víctimas por una presunta relación con la hija del acusado.

Le hicieron una advertencia a los dos agredidos: no volver a aparecer por el barrio. Pero la noche del 24 de septiembre volvieron y los acusados se percataron.

Acompañados de más vecinos, se acercaron al coche y lo rodearon. El propósito era darles un fuerte escarmiento, según expresa el tribunal en la sentencia facilitada a este periódico por el Tribunal Superior de Justicia de Andalucía. El grupo le arrojó piedras al coche y comenzó a golpearlo con palos.

Piedras y objetos punzantes

En este contexto, uno de los acusados se fue a la puerta del conductor, la abrió y clavó un bastón terminado en punta metálica en el costado izquierdo al ocupante del coche. De forma paralela, los otros dos acusados, se dirigieron a la puerta del copiloto y agredieron a éste utilizando objetos punzantes varios, como un cuchillo que fue hallado durante la investigación policial.

El primero de los ocupantes heridos sufrió perforaciones en la zona del diafragma y otras lesiones por las que tuvo que ser intervenido quirúrgicamente de forma urgente. «Existió un grave riesgo para la vida de éste de no haber mediado la rápida intervención médica», subraya el tribunal de la Sección Cuarta de la Audiencia que ha juzgado estos hechos.

El acusado, que se encontraba en prisión provisional por esta agresión y que cuenta con otra condena, aceptó los hechos y el acuerdo con la Fiscalía que le supondrían dos años de cárcel y el pago de una multa

#noticias, #noticiasdeseguridad, #seguridadprivada, #seguridadensevilla, #vigilantesdeseguridad, #vigilancia, #vigilanciaprivada, #empresasdeseguridad, #empresasdeseguridadensevilla, #sevilla, #empresasdevigilancia, #alarmas, #alarmasdeseguridad, #vigilantesdeseguridad, #vigilantes, #empresasdevigilantes,#security, #seguridad,

www.lendiser.es

www.seguridadensevilla.com

fuente: abc de #sevilla

 

Leave a reply