Pasadas las cuatro de la tarde del pasado viernes, un grupo de agentes de la Policía Nacional se encontraba de servicio cuando fueron comisionados para acudir a un bloque de pisos de la calle La Dama de Alba, en el Polígono Sur. Los vecinos habían denunciado que un varón, apodado «Paquito», estaba en el rellano maltratando a su perro. Cuando llegaron, este vecino se atrincheró en su casa y en su detención los agentes fueron agredidos con patadas, codazos y con golpes con un tablón de madera.

La Policía Nacional halló en la casa de F.G.B., además de un perro de raza american pitbull terrier, unas 50 plantas de marihuana. El juez ha decretado el ingreso en prisión provisional comunicada y sin fianza para este varón, de 36 años, por un delito de atentado y otro de lesiones, en un procedimiento en el que están personados los agentes lesionados, representados por el abogado David Pareja, del sindicato Jupol.

Cuando los policías nacionales accedieron al bloque, observaron al individuo introducirse rápidamente en el interior en su piso. Los agentes interpelaron a este varón, a través de la puerta, para que abriera y entrevistarse con él sobre lo sucedido. El vecino dijo que no abriría porque tenía varios ingresos en prisión pendientes. Si bien, les dio su DNI por debajo de la puerta y dijo que su perro estaba en perfecto estado, pues sólo le ha gritado varias veces porque se había orinado.

Mientras los agentes se encontraban en la plaza frente al bloque, escuchan «unas seis o siete detonaciones» de un arma de fuego, pero no pueden asegurar que el origen de las mismas esté en el domicilio del posteriormente detenido. De forma paralela, escuchan gritos de F.G.B. diciendo: «Perras chivatas, os voy a matar a todos».

Presentó fuerte resistencia a los policías

Una hora después, los agentes vuelven al bloque de pisos para comprobar si el varón ya estaba más relajado y accedía a entrevistarse con ellos. Estando en el rellano escuchan el ruido de la puerta y se ocultan para no ser descubiertos por este individuo.

Cuando se percatan de que están los agentes en el rellano, le lanza una patada de forma sorpresiva a uno de ellos y intenta volver a su piso, pero no puede hacerlo porque un agente logra interponer su pierna entre la puerta y el marco de la misma. El varón comienza a dar fuertes golpes en la pierna del agente.

Los policías que se personan allí de refuerzo no logran desbloquear la puerta de acceso, pues el detenido la tenía bloqueada con un objeto que hacía de palanca. El arrestado, con un tablón de madera de grandes dimensiones, no paró de golpear a los efectivos.

Sólo el agotamiento de este varón por las constantes acometidas hizo que desistiera en sus ataques. Entonces pudieron entrar los agentes. F.G.B., muy agresivo, ofreció una fuerte resistencia a la hora de ser detenido, llegando a lanzar un codazo a un policía en un ojo y pómulo izquierdo. Fue reducido por cuatro agentes y detenid

#noticias, #noticiasdeseguridad, #seguridadprivada, #seguridadensevilla, #vigilantesdeseguridad, #vigilancia, #vigilanciaprivada, #empresasdeseguridad, #empresasdeseguridadensevilla, #sevilla, #empresasdevigilancia, #alarmas, #alarmasdeseguridad, #vigilantesdeseguridad, #vigilantes, #empresasdevigilantes,#security, #seguridad,

www.lendiser.es

www.seguridadensevilla.com

fuente: abc de sevilla

Leave a reply